CUAUTLA, MORELOS.- “En el rastro de Cuautla garantizan que los animales ingresados para sacrificio están libres de
clembuterol o tuberculosis, pues respetan las normas de sanidad”, informó Martín Fierros Ramírez, inspector sanitario del rastro.

Explicó que los animales ingresados para sacrificios tienen documentación emitida por la Sagarpa, la cual avala que están libre de sustancias que afectan la salud de los consumidores.

Fierros Ramírez dijo que procuran que la matanza de las reses sea lo menos traumática; si durante ese proceso detecta un animal sospechoso o que no tenga la documentación necesaria, es rechazado.

Aproximadamente 600 reses son sacrificadas mensualmente en el rastro; en el caso de cerdos, es entre 6 mil 500 y 6 mil 800 cabezas.

El inspector sanitario llamó a la ciudadanía a confiar que la carne que consumirá está libre de cualquier enfermedad o sustancia que pudiera poner en riesgo su salud o la de su familia. 

KARLA BAUTISTA 
local@diariodemorelos.com


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado