México.- Tercer empate en fila para Pumas, segundo en casa y una sensación de impotencia, porque queda el sabor de que el equipo fue mejor, que apretó en busca de la victoria y de nuevo la falta de contundencia le impide sumar de tres. 

Andrés Lillini, entrenador de Pumas, dijo que salía con mal cuerpo, pero también está convencido que este es el camino y sobre esta misma línea los resultados llegarán. 

“Frustrado por la sensación que hicimos todo para ganar el partido. Tuvimos la pelota, no nos crearon situaciones de gol más que una y el rival entra en el análisis, es de jerarquía, tiene cambios y acá todos quisieron la pelota, ganamos los duelos, volvemos a meter muchas veces en el área y ahí es la diferencia. Tenemos que estar tranquilos, este es el camino, esto es por goles, no me gusta empatar, estoy frustrado”, dijo.

 


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado