Este jueves Francia se despidió del legendario Jean-Paul Belmondo, quien falleció este lunes a los 88 años.  

El actor fue una parte de la vida de los franceses, con su sonrisa inolvidable, expresó el presidente Emmanuel Macron, durante la ceremonia, quien también aseguró que Francia se había quedado huérfano después de la partida de Bebel, como se le conocía a Belmondo en Francia.  

“Amamos a Jean-Paul Belmondo porque se nos parece. Era ese hombre entre los hombres”, dijo Macron en el Patio de Honor de Los Inválidos, un recinto histórico de París, reservado para los grandes personajes y las grandes ocasiones. “Nos gustaba Belmondo porque reflejaba nuestras contradicciones, nuestros fallos, adoramos su gusto por el riesgo, su elegancia”, fueron las palabras con las que homenajeo a Bebel. 

Durante la ceremonia que se dio con todos los honores, acompañado por el himno nacional francés, La Marsellesa y Chi Mai, de Morricone, también estuvieron presentes los familiares del famoso actor, algunos compañeros de cine como los actores Jean Dujardin, Marion Cotillard, Berenice Bejo o Nathalie Baye, o el director Michel Hazanavicius., figuras politicas y centenares de admiradores quienes despedian a Belmondo.  

Por su parte el nieto de Jean-Paul, Victor Belmondo, dedicó nostalgicas palabras a su admirable abuelo, mientras luchaba por mantener su voz estable. 

“Eres un sol eterno, muchas gracias por habernos dado tanta alegría, por haber compartido tu positividad. Ahora aprovecha para reunirte con los amigos que tanto has echado de menos”, dijo Victor.  

El féretro con sus restos, fue expuesto al público en los Invalidos, complejo arquitectónico situado en el séptimo distrito de París. 


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado