Ford está dando el primer gran paso hacia un futuro sin sedanes, lo que confirma que acabará con la versión sedán actual de la línea mediana del Ford Fusion, que en otros mercados lleva el nombre de Ford Mondeo. 

Este sedán mediano podría ser reemplazado por un crossover, aunque en este caso sería por un crossover con tintes de vagoneta. el  Fusion es el único modelo que permanecerá en el mercado, pero cuando sea reemplazado, a principios de la próxima década, será de una forma muy diferente., quizás un wagón alto o un SUV distinto.

Esta fue una movida controvertida que refleja la fuerte caída en las ventas de automóviles convencionales a medida que millones de automovilistas estadounidenses cambian a SUV y otras camionetas.

Ford quiere llevar al consumidor los vehículos autónomos, algunos de los cuales probablemente se utilizarán para los servicios de transporte compartido.

Las camionetas, en general, ahora representan aproximadamente dos tercios de las ventas de vehículos nuevos en los Estados Unidos, e incluso con el aumento de los precios del combustible, el impulso continúa favoreciendo a los camiones ligeros.

Los fabricantes de automóviles se han vuelto más reacios a abandonar modelos conocidos. Ford ha notado que traer un nuevo nombre para un producto principal al mercado puede requerir una inversión que supere los $ 200 millones.

Sin embargo, para un nombre de modelo establecido, los costos disminuyen sustancialmente, ya que existe un alto nivel de conocimiento entre los posibles compradores.

A su  vez, continuaría con la oferta de motores a gasolina y diesel, aunque con un sistema de 48V. A pesar de ser un desarrollo mayormente pensado para el mercado europeo, hay posibilidades de que llegue a Estados Unidos, de ser así, hay cierta probabilidad de que también lo veamos en México.