Cuernavaca.- Pepe y Juan José, ambos de 13 años, ya recibieron su primera dosis de la vacuna contra COVID-19, luego de que sus padres tramitaron un amparo.

Tras realizar un trámite jurídico ayer fueron citados en la Clínica 20 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), ubicada en bulevar Juárez, para recibir la primera dosis del biológico Pfizer.

El señor José Luis Santiago, padre de Pepe, aseguró que después de un largo camino legal y de andar tocando puertas, por fin, su hijo ya tiene su primera dosis contra COVID-19.

Recordó que Pepe padece una enfermedad que lo obliga a acudir al médico constamente, además su condición de salud es más debil que de un niño normal por ello la urgencia de protegerlo a través de la vacuna. Ahora estará atento a la aplicación de la segunda dosis.

Lamentó que los padres de familia de menores en condición vulnerable tengan que dar vueltas, gastando dinero y tiempo para poder acceder a una vacuna contra COVID-19, cuando desde meses atrás se debió haber dado prioridad a los menores que padecen alguna enfermedad que los deje más indefensos ante el nuevo coronavirus.

 

Más rápido

Juan José Valdez trámito el amparo el pasado 2 de septiembre, para su hijo Juan José, de 13 años, quien no padece ninguna enfermedad, pero quería protegerlo pues ya regresó a clases presenciales.

Aseguró que en su casa todos están vacunados, solo faltaba Juan José y su otra hija, pero ella por la edad no es candidata a la vacuna, por lo que solo tramitó el amparo para su hijo mayor, quien a partir de ayer, tiene la mitad de la protección.

Por: Marcela García marcela.garcia@diariodemorelos.com


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado