Las causas del Alzheimer siempre han sido un misterio, por eso encontrar una causa para esta enfermedad es muy difícil de curar, pero eso podría cambiar muy pronto. Un estudio publicado en la revista Science Advances revela que la presencia de diminutos depósitos de hierro y cobre en el cerebro podría provocar la enfermedad Alzheimer.

Científicos del Reino Unido, Alemania y Estados Unidos, autores de la investigación, describen su descubrimiento como sorprendente, ya que podría revolucionar el tratamiento de este padecimiento, ya que podría ayudar a los científicos a comprender mejor cómo esos metales elementales contribuyen a las dolencias neurodegenerativas.

Los investigadores recolectaron tejido cerebral de dos pacientes fallecidos con Alzheimer y encontraron algunas formas de elementos dañinos en la placa amiloide, un sello distintivo de la enfermedad. Así, detectaron nanopartículas de cobre y hierro que no se oxidaron, como tampoco ganaron ni perdieron electrones.

Aclararon que el cobre y hierro se encuentran diseminados por todo el cuerpo de las personas sanas, incluido el cerebro. Ambos minerales pueden estar allí en diferentes estados de oxidación, dependiendo del compuesto en el que residan, pero las enzimas y proteínas que contienen iones de cobre o hierro cargados positivamente controlan procesos claves en el cerebro humano, se conoce poco sobre la manera en que ese órgano los mineraliza. 

Aunque sólo dos casos no parece mucho, aseguraron que la información se validará para saber si fueron sucesos aislados o si tienen correlación, por lo que reconocieron que hay mucho más trabajo por hacer. "La inesperada identificación de cobre y hierro dentro de las placas amiloides de la enfermedad de Alzheimer sugiere que los elementos metálicos biogénicos, previamente observados sólo en microorganismos, virus y plantas, también pueden aparecer en seres humanos", señalaron los autores.


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado