Desde ayer el Instituto de la Defensoría Pública ya está brindando el servicio en sus nuevas instalaciones ubicadas en la colonia Amatitlán, de Cuernavaca, con lo cual se dignifica la labor del personal, quien tendrá mayores condiciones para atender a las personas.
Mirtha Sagrario Aguirre Gómez, directora del instituto, señaló que para la renovación de las instalaciones se invirtieron cerca de 50 millones de pesos; mencionó: “ya está en servicio, básicamente toda la ciudadanía ya está siendo atendida en ese lugar; de lo más novedoso que tiene el edificio es que todas las áreas son privadas para cada uno de los defensores públicos, tanto el usuario directo como los familiares tendrán una entrevista más privada”.

TAGS EN ESTA NOTA:




Loading...