Tras ser clausurado,  inusitadamente quitaron los sellos del Rastro municipal de Cuernavaca.

¡Que bueno que tales sellos
De clausura,  los quitaron..!
Y ahora pregunto, por  ellos…
¿El tal Rastro lo arreglaron?

Corolario: ¡Desde luego, para acabar con la porquería y putrefacción que ahí es podredumbre..! ¿Viva la corrupción?

Por PABLO RUBÉN VILLALOBOS

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...