Tras sus altanerías en el Congreso de Estados Unidos, extrañamente Donald Trump cambió tonos y expresiones.

Con su estilo singular,
tras sentirse el mero mero…
¿Ya empezaría a recular..?
¡inche Donald..! ¡Qué ulero..!

Corolario: ¡Ni duda cabe, cada día se desgasta y se desgasta y..! ¿Cuánto aguantará..?

 Por PABLO RUBÉN VILLALOBOS

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...