No es un secreto, las limitaciones de acceso a la electricidad suponen uno de los principales desafíos para las comunidades rurales. Frente a este escenario, la energía solar se presenta como la gran solución

En la actualidad, la instalación de un sistema fotovoltaico implica la eliminación de la dependencia a fuentes energéticas no sostenibles. El avance de la tecnología permite disfrutar de opciones a la medida, desde paneles monocristalinos para cubrir las necesidades del hogar, hasta placas con autogenerados que abastecen grandes extensiones. 

Un paso definitivo hacia la sostenibilidad 

Si bien la mayor ventaja de aprovechar la luz solar para generar electricidad radica en lograr que todos tengan acceso a la independencia energética, no podemos olvidar que se trata de una solución que allana el camino hacia un futuro más sostenible

Una acción tan simple como combinar el uso de paneles con generadores solares portátiles, no solo tiene impacto positivo sobre el medio ambiente, sino que sirve de impulso hacia el desarrollo económico, sin continuar dañando el planeta.   

Para las comunidades donde el servicio eléctrico convencional es inexistente, o demasiado costoso, los sistemas fotovoltaicos representan la opción de iluminación que estaban esperando, así como la oportunidad de poner en marcha proyectos que involucran el bombeo de agua.  

¿Por qué elegir el sol como fuente de energía?

La energía solar juega un papel indispensable en la transición energética. En primer lugar, hablamos de uno de los principales tipos de energía renovable, ya que se obtiene a partir de la radiación electromagnética del sol, bien sea en forma de luz, calor o rayos ultravioletas. 

De esta manera, en un escenario en el que todos debemos asumir la responsabilidad hacia el medio ambiente, su uso implica garantizar tanto la calidad de vida de las personas, como la sostenibilidad de la empresa, sin poner en riesgo el planeta. 

Gracias a los avances tecnológicos, la energía solar representa una de las opciones más eficientes y económicas respecto al resto de las fuentes que plantea el sector de las renovables. 

Mientras la instalación de sistemas fotovoltaicos permite generar electricidad, los fototérmicos producen energía térmica, convirtiendo al sol, en el eje central de cualquier acción que pretenda revertir o, en su defecto, ralentizar el daño que enfrenta la Tierra en la actualidad. 

Disminuye la huella de carbono 

Teniendo en cuenta que el sol es una fuente de energía limpia y duradera, podemos hablar de un recurso renovable e inagotable, lo que elimina la dependencia hacia el uso de combustibles fósiles. 

Asimismo, no emite dióxido de carbono, ni produce contaminación acústica. Su aprovechamiento es completamente silencioso y libre de residuos.   

La capacidad de adaptarse a cualquier lugar, incluyendo las zonas más remotas, se combina con la accesibilidad. Actualmente, es sencillo encontrar desde paneles solares individuales hasta sistemas completos. 

Sin importar el tamaño, la instalación de estos sistemas se traduce en la oportunidad de contribuir a detener el ritmo acelerado de los cambios climáticos que atraviesa el planeta y mejorar la calidad del aire. En el caso de las áreas rurales, no solo la seguridad energética, sino que aumenta la resiliencia y reduce el riesgo de interrupciones. 

Ventajas reales para las comunidades remotas 

Básicamente, gracias a los sistemas fotovoltaicos las comunidades emplazadas en zonas lejanas tienen la posibilidad de generar su propia electricidad. La elección del sol como fuente de energía trae consigo una serie de beneficios, entre los más relevantes se encuentran:

Acceso a servicios esenciales

Simplificación de diferentes tareas

Reducción de costos a largo plazo 

Fortalecimiento del desarrollo económico local

Aparición de nuevas opciones de empleo

Fortalecimiento de la economía 

En conjunto, todos estos aspectos mejoran la calidad de vida de los habitantes, lo que, a su vez, disminuye la tendencia a migrar hacia áreas urbanas. Si bien supone una inversión inicial considerable, las ventajas compensan el gasto.   

Placas solares, una innovación cargada de beneficios   

Los paneles solares se caracterizan por su versatilidad. En este sentido, implican una herramienta útil en el desarrollo de diferentes actividades. Si bien las ventajas pueden variar en función del sistema instalado, de forma general, estos son sus principales beneficios:

Potencian el sector educativo y de la salud 

Además de solucionar los problemas de electrificación de los hogares, la instalación de estos paneles dejan en el pasado las trabas que supone la falta de acceso a la red eléctrica tradicional. 

De esta manera, quedan solventadas las necesidades básicas de las familias, así como la activación de centros asistenciales debido a la posibilidad de utilizar equipos médicos y acceder a un suministro de agua continuo. De igual modo, permite iluminar los espacios educativos. 

Promueve la economía 

La electricidad que producen los paneles solares sirven para abastecer los sistemas de almacenamiento y refrigeración, garantizando la mejor preservación de los alimentos. 

Esta particularidad no solo beneficia a los hogares y comercios, sino que brinda a los ganaderos la oportunidad de conservar los productos obtenidos durante las cosechas y maximizar su margen de ganancias. 

Igualmente, el sector agrícola se ve beneficiado desde dos puntos de vista. Por un lado, la potencia generada alimenta los sistemas de bombeo, quedando garantizada la extracción del agua tanto de los pozos, como de fuentes subterráneas.

El abastecimiento del líquido vital permite el consumo humano, pero también el uso ganadero, convirtiéndose en la mejor opción para el riego agrícola. La activación de las bombas de agua y de los sistemas que funcionan por goteo, elevan la productividad y reducen costes operativos. 

Finalmente, no podemos olvidar que los sistemas fotovoltaicos suponen la solución más efectiva y sustentable de iluminar las zonas rurales. La activación del alumbrado público eleva la seguridad y promueve el disfrute de actividades en parques y plazas. 

En definitiva, una solución eficiente y sostenible que mejora sustancialmente la calidad de vida de los habitantes, mientras funciona como plataforma de impulso para el desarrollo de la comunidad. 

Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

Sigue el canal de Diario De Morelos en WhatsApp