El día de ayer, luego de que un campesino encontrara los cadáveres de ocho personas, se inició una fuerte movilización policíaca. Los cuerpos se encontraban a la vera de la carretera estatal que une con la comunidad de Chan Chichimilá. 

Los ocho cuerpos que fueron identificados como varones, no son de esa zona, pero presentaban múltiples golpes e impactos de balas. De acuerdo con los primeros informes, todos corresponden a un grupo de trabajadores que fueron secuestrados por un grupo armado en el rancho de Xcalak, comunidad de Mahahual, Quintana Roo, entre el 20 y el 23 de junio. 

La Fiscalía General de Quintana Roo informó a través de su cuenta de Twitter sobre el hallazgo y dijo que ya trabajan con la Fiscalía General de Yucatán para poder identificar los cadáveres y determinar si se trata del mismo grupo de trabajadores secuestrados en junio. 

De acuerdo con los testimonios de algunos vecinos de la comunidad, los cuerpos estaban uno junto al otro y presentaban evidencia de haber sido torturados. Tenían mucha sangre en sus ropas y era difícil de determinar qué parte del cuerpo había recibido impactos de bala. Hasta el momento las autoridades continúan con las diligencias correspondientes para esclarecer este caso.


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado