“El Gobierno no va a encubrir a ningún mando policiaco”, aseguró el Gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo.
Ayer por la mañana, el Mandatario se refirió a los hechos ocurridos el fin de semana en Cuautla, en donde el director de Seguridad Pública Municipal, Israel Nieto Pliego denunció que mandos de la Comisión Estatal de Seguridad (CES) le ordenaron liberar a unas personas que él y otros policías habían detenido como presuntos responsables del secuestro de personas provenientes del Estado de México.

Al respecto, el Mandatario aseguró que ya se comunicó con el titular de la Fiscalía General del Estado (FGE), Uriel Carmona Gándara, a quién le ha solicitado llegar a las últimas consecuencias en la investigación del caso.

Dejó en claro que se debe indagar a fondo, para conocer lo que realmente sucedió, pues aseguró que el director de la Policía en Cuautla está siendo señalado como presunto responsable de la comisión de algunos delitos.
El Almirante José Antonio Ortiz Guarneros, titular de la CES, ha pedido que se suspenda a los elementos que participaron en los hechos hasta que se esclarezca la situación. Además, aseguró que se la ha informado que existen 180 policías que están siendo investigados por sus presuntos nexos con el crimen organizado.

“El comisionado Guarneros va a seguir y tiene toda mi confianza, se llegará a la verdad hasta llegar a las últimas consecuencias. El Gobierno no va a encubrir a ningún mando, vamos a esperar a los resultados de las investigaciones”, declaró.
Los cambios dentro de la CES serán decisión del Almirante, él será quien determine si los señalamientos sobre Raúl Gómez Cruz, alias “El Piloto” y Ángel Landa Hernández serán separados del cargo, al ser señalados por los elementos de Cuautla.