La empresa alemana anunció durante la presentación del “cuadro de instrumentos digital” en México, que la T-Cross llega este año a nuestro país y que será el próximo modelo que incorpore esta tecnología.

Volkswagen necesitaba un auto para competir en el segmento de los SUVs. La T-Cross entrarán de lleno a uno de los segmentos de mayor volumen, además, de que sigue siendo uno de los pocos nichos que crece cada mes a pesar del retroceso del mercado en general.Este segmento representó ventas por 33,460 unidades solamente en el primer cuatrimestre del 2019, un 8 por ciento del total. Puesto de esta forma, uno de cada 12 unidades que se venden en México pertenecen a este segmento, y si consideramos que no son precisamente accesibles o baratos y que la gran mayoría de ellos arrancan cerca o incluso por encima de los 300 mil pesos, eso es mucho en un país que no goza de un gran poder adquisitivo.

La llegada de la T-Cross le permitirá a Volkswagen tomar una porción de ese nicho gradualmente. Los líderes en los primeros cuatro meses del año son los siguientes: Honda HR-V; 5,901 unidades, Nissan Kicks; 5,809 unidades, Chevrolet Trax; 4,649 unidades, Mazda CX-3; 3,459 y Renault Duster; 2,953. Seguramente, Volkswagen apuntará a la parte más alta, con un precio agresivo y un amplio nivel de equipamiento en cada versión.

Además, se ofrece con tres motores distintos: 1.6 MPI de 110 hp, 1.0 TSI de 115 hp y el conocido 1.4 TSI de 150 hp.   

En México esperamos que el más popular sea el atmosférico que equipan también los SEAT Ibiza y Arona y que le permitirá tener un precio de entrada competitivo sin quedar muy lejos en cuanto a desempeño de lo que ofrece la mayoría del segmento, con propulsores de tamaños y potencias muy similares.

Las versiones tope de gama podrían equipar alguno de los motores turbocargados y creemos que el 1.4 TSI es el más probable por su uso en muchos de los otros modelos que ya se venden en México, como Jetta, Golf y Tiguan.

En las pruebas de impacto de “Latin NCAP” obtuvo la máxima calificación de cinco estrellas, y en Brasil todas las versiones tienen seis bolsas de aire y control electrónico de estabilidad, que esperamos se replica con su llegada a México.