compartir en:

Alrededor de 10 mil fosas de los siete panteones municipales están en riesgo de que los restos de sus actuales moradores tengan como destino una fosa común, pues se trata de aquellas en las que el pago de derechos por perpetuidad no están al corriente.
“De acuerdo con el último levantamiento que se hizo del padrón, se tienen casi 25 mil fosas en los siete panteones, por lo que estamos hablando de que alrededor de un 40 por ciento no están al corriente de este pago que se realiza cada siete años para renovar el espacio a perpetuidad”, señaló Sandoval Vital.
Dijo que a raíz de la campaña que pondrá en marcha la comuna capitalina para la recuperación de espacios de aquellas tumbas abandonadas o que no están al corriente en el pago de los derechos en los panteones, se espera que al menos un 70 por ciento puedan ponerse al corriente, mientras que el resto pasarán nuevamente a poder del municipio.