Un equipo de científicos descubrió el primer animal que puede vivir sin oxígeno, así lo público la revista PNAS.

Se trata del “Henneguya salminicola”, un diminuto parásito de apenas 10 células que vive en el tejido del salmón, y que evolucionó de tal forma que no necesita oxígeno para producir energía y así activar su metabolismo.

“Nuestro descubrimiento muestra que la respiración aeróbica, una de las vías metabólicas más importantes, no es ubicua entre los animales”, explica la investigación liderada por la Universidad de Tel Aviv.

Una de las tesis sobre como el “Henneguya salminicola” puede sobrevivir, es que perdió sus mitocondrias como mecanismo evolutivo, dado que, al vivir dentro del salmón, se desarrolla en un ambiente desprovisto de oxígeno.

Así, al perder el genoma mitocondrial, ahorra energía al no tener que copiar genes para funciones que ya no necesita, según el estudio.

De acuerdo al Departamento de Pesca de Estados Unidos, se encuentra comúnmente en Alaska y causa una afección llamada “enfermedad de la tapioca” o “enfermedad de la carne lechosa“.