La maravilla que alberga nuestros universos es cada vez más increíble conforme la tecnología adquiere la capacidad para ver más allá de lo inimaginable, pues astrónomos han quedado asombrados al encontrar la extraña forma en que orbitan los planetas en un sistema solar de tres estrellas.

De acuerdo con las observaciones realizadas por observaciones realizadas con el Very Large Telescope del Observatorio Europeo Austral revelaron la inusual interacción. Si bien nuestro Sistema Solar, es sorprendentemente aplanado con todos los planetas orbitando en el mismo plano, el nuevo estudio realizado a GW Orionis, un sistema ubicado a poco más de 1300 años luz de distancia en la constelación de Orión muestra algo totalmente diferente, dado al tener tres estrellas forma un disco deformado y desgarrado que lo rodea.

“Nuestras imágenes revelan un caso extremo en el que el disco no es plano en absoluto, sino que está deformado y tiene un anillo desalineado que se ha separado del disco”, afirmó el líder de la investigación Stefan Kraus, profesor de astrofísica en la Universidad de Exeter del Reino Unido en el comunicado.

Pese a que el sistema solar fue captado en un estado donde está en proceso de formación de planetas, la investigación reveló que este anillo interior tiene 30 masas terrestre de polvo estelar, cantidad suficiente para la formación de planetas.

Por su parte Alexandre Kreplin integrante de la investigación señala que cualquier planeta que se forme dentro de este anillo orbitará en posiciones "altamente oblicuas", además aseguró que este descubrimiento no será el último, pues predice, se descubrirán muchos más sistemas con planetas orbitando de forma transversal.

Cabe señalar que la investigación de GW Orionis se prolongó por 11 años desde su inicio en 2008 hasta el presente año, tiempo en el cual los investigadores mediante la observación llegaron a estas conclusiones, además de la utilización de herramientas complementarias para el Very Large Telescope del Observatorio como lo fue "ALMA" y "GRAVITI" que combinan la luz de diferentes telescopios para hacer posible estudiar la danza gravitacional de las tres estrellas del sistema y mapear sus órbitas.

Fue mediante el equipo internacional, que incluye investigadores de Reino Unido, Bélgica, Chile, Francia y Estados Unidos que se combinaron las observaciones con simulacros informáticos para entender lo que sucedía en el sistema investigación a la que denominaron "efecto de desgarro de disco" lo que sugiere que el tirón gravitacional de diferentes estrellas en diferentes planos que convergen puede deformar y romper sus discos.

En este sentido, la reconstrucción simulada muestra que la desalineación en las órbitas de las estrellas podría hacer que el disco a su alrededor se rompa en anillos distintos, que es exactamente lo que se ve en las observaciones, pese al asombroso avance algunos investigadores señalaron que aún falta "otro ingrediente" que le dé una razón más específica al por qué se destrozó el disco.