De igual forma las bebidas endulzantes artificialmente están relacionadas con un mayor riesgo de derrames cerebrales, ataques cardíacos y muerte prematura en mujeres  de más de 50 años, según otra investigación de la “American Heart Association” y “la American Stroke Association”.

Otro estudio reciente publicado en la revista “High Impact Medical Research Journal” (BMJ por sus siglas en ingles),     señala que tomar un vaso de jugo o refresco todos los días podría poner en riesgo la salud de cualquiera. Ya que beber 100 mililitros de alguna bebida azucarada diaria, con un aumento de 18%  en el riesgo general de cáncer y un aumento del 22% en el riesgo  de cáncer de mama. 

Jacob Strickling, un profesor de ciencias de Australia, realizó un experimento para saber cuánta azúcar contiene un refresco de 600 mililitros. Después de evaporar toda la botella en un mechero “Bunsen”, descubrió que por cada refresco que se toma se ingieren, al menos, 50 gramos de azúcar, lo que representa 12 cucharaditas de azúcar.

Desacuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la ingesta ideal para un adulto sano debería oscilar entre las 10 a las 12 cucharadas de azúcar por día, pero recomienda consumir menos (cinco cucharadas).

En México más de 85% de la población sobrepasa esta cantidad, destaca un estudio de la Oficina de Información  Científica y Tecnológica para el Congreso de la Unión (INCyTU). 

Investigadores del Departamento de Salud Pública, de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), asociaron estas bebidas con distintos padecimientos de mexicanos como:

  • Sobre peso y obesidad
  • Diabetes 
  • Cálculos renales
  • Descalcificación 
  • Anemia 
  • Alzheimer