Leganés.- A pesar de que el colaborador Vicente González falleció a causa del COVID-19 y el director Martín Ortega dio positivo el 13 de marzo, el Leganés se niega a realizar pruebas a sus jugadores.
Los servicios médicos del club ven innecesario desperdiciar los test que la Liga otorgó debido a que ningún  jugador y cuerpo técnico, que encabeza el mexicano Javier Aguirre, presentan síntomas.