Alrededor del 80 por ciento de los derechohabientes del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) presentan sobrepeso y obesidad, y no hacen uso de los programas preventivos que se ofrecen.
Lorena Juárez Flores, enfermera adscrita al Hospital General Regional con Medicina Familiar No. 1 del IMSS, lamentó que la población no hace uso de los programas preventivos que ofrece el instituto y sólo acuden cuando la enfermedad se ha complicado.
En el marco del Día Mundial de la Obesidad, que se celebra hoy 4 de marzo, informó que el Seguro Social cuenta con el programa PREVENIMSS, a través del cual ofrecen acciones preventivas para diversos padecimientos como sobrepeso y obesidad.
Aunque es un área preventiva, son pocos los derechohabientes que hacen uso de él por cuenta propia, ya que la mayoría de los casos son enviados por parte del médico familiar.
Explicó que la prevención de la obesidad ayuda a disminuir la posibilidad de desarrollar enfermedades crónico-degenerativas como hipertensión, diabetes, enfermedades del corazón, por ello pidió a la población acudir a los consultorios del PREVENIMSS en donde además de medir el peso corporal se revisará su cartilla de salud para completar el esquema de vacunación y se darán indicaciones para evitar otros padecimientos como diabetes e hipertensión.
Destacó que entre las principales medidas para evitar el sobrepeso destaca el consumo abundante de agua natural, por lo menos dos litros diarios; hacer ejercicio diario, por lo menos 30 minutos; y aplicar el plato del buen comer, que consiste en que la mitad del plato este compuesto por verduras; una cuarte parte por carne y la otra cuarta parte por arroz o sopa.
Siguiendo las medidas la población se evitar desarrollar otras enfermedades y mejorar la calidad de vida.