Juárez.- El ex portero del desaparecido Club Atlético Zacatepec, Alejandro Duarte, la está pasando mal en Ciudad Juárez con el equipo de Bravos, debido a que no le permitieron la entrada al vestuario del equipo, ni al entrenamiento, por lo que el peruano se tuvo que ir a las tribunas.

“No me dejan entrenar, tampoco entrar al vestuario”, dijo el ex jugador de los Cañeros en un video difundido en redes.

Según el periodista  Ignacio Suárez, al guardameta inca le fue negado el acceso por presuntamente dar positivo a una prueba de COVID-19, sin embargo el  propio Duarte descartó tener la enfermedad mediante unas pruebas particulares que se hizo.

En la misma publicación se señala que al portero peruano, los fronterizos le adeudan sueldo y cuenta con contrato vigente. 

Staff Diario de Morelos