compartir en:

Todo el año, los amarrares y trabajos esotéricos en torno al amor, ya sea para atraerlo o retenerlo, son frecuentes. El amor, como diría la canción, ‘no tiene horario, ni fecha en el calendario’”, asegura Amada Ortiz Franco, esotérica con 33 años de experiencia, quien ofrece entre sus servicios gran cantidad de remedios para solucionar los problemas que, más que del corazón, son del alma.
Aseguró que a las personas que recurren a este tipo de trabajos esotéricos las motiva una sola cosa: la soledad.
“Son varios los casos de amor que en este espacio se tratan; en el tiempo que llevo como esotérica he conocido sin fin de historias, por esa razón puedo decir es común que las personas afligidas busquen un remedio a su mal de amor; comúnmente piden que su pareja no se vaya, que se quede y admito que muchos hacen e invierten lo necesario para lograrlo”, señaló.
Todo remedio inicia con la lectura de cartas, en ese paso se marca la situación en torno a la persona o la relación; desde ese momento, el caso comienza a tomar forma y tras haber tirado el destino marcado en las tarjetas, Amada sabe cuál será el efectivo remedio a seguir.
“Por lo regular, siempre me encargo de saber qué es lo que busca la persona; procuro cerciorarme de lo que viven ambas partes. Jamás le hago el trabajo a los amantes sin estar segura  de que mi paciente sea el esposo (a) o la pareja formal”, continuó.
Una vez cumplido el primer filtro, Amada procede a recomendar el remedio. 
Para todo hechizo de amor es necesario usar el color rosa, ya sea en piedras, prendas o listones, puesto que esta tonalidad es la ideal y la única que debe emplear; añadió el dato debido a que otras personas usan el color rojo para amarres o trabajos sin saber que el rojo representa la pasión “que no los engañen, que no los confundan el rojo se usa cuando hay mucha pasión cuando son algo más que novios”, expresó.
Por último, dijo que sus trabajos en cuestiones de atraer, encontrar o retener el ser amado son garantizados y aprovechó este medio para ofrecer a nuestros lectores un descuento en la lectura de cartas del 50 por ciento presentando esta edición. i