Migrantes procedentes de Centroamérica, refugiados en el Albergue Hermanos en el Camino de Ciudad Ixtepec, Oaxaca, participarán en un plan piloto que implementará el gobierno federal a través del programa de Emergencia Social de la Secretaría de Bienestar Social, donde se prevé que cada extranjero reciba cinco mil 500 pesos mensuales como apoyo.

De acuerdo con el diario El Heraldo de México, el sacerdote fundador de este albergue, Alejandro Solalinde, explicó que el proyecto contempla realizar una capacitación laboral a cada una de las personas que se inscriban en el programa y que hayan entrado de manera legal al país, para que puedan recibir estos beneficios.

Solalinde Guerra, explicó que ninguna persona del albergue manejará los recursos, ya que éstos serán administrados directamente por el gobierno federal.

“Nosotros, como parte del albergue, únicamente nos sumaremos a las actividades, porque creemos que esto viene a ayudar a nuestros hermanos centroamericanos”.

La Secretaría de Bienestar explicó que dicho programa piloto es una extensión de Sembrando Vida, mismo que ya se aplica en estados como Chiapas.

Para este caso se prevé que tenga una duración de tres meses, es decir, que cada migrante podrá recibir un apoyo hasta de 16 mil 500 pesos, aunque los beneficiados deberán rentar un espacio para vivir después de recibir el primer pago, para que puedan continuar estando dentro del proyecto.

La dependencia informó que para este caso se realizan dos censos de los migrantes que se desean incorporar al Programa de Emergencia Social mientras esperan su regularización migratoria, a fin de que puedan tener un ingreso económico.

 


Últimas Noticias