Cuernavaca, Morelos .- Durante la presentación del proyecto de la ciclovía Paseo Palmira, que encabezó el alcalde, José Luis Urióstegui Salgado, quien llegó a bordo de una bicicleta, fue encarado por vecinos que se oponen a la modificación de vialidad.

Uno de los inconformes, tomó la palabra y dio a conocer un estudio sobre el porqué no se puede realizar el proyecto en una de las vialidad más importantes de Cuernavaca.
Entre ellos, expuso que a diario circulan en la avenida Palmira cerca de 120 mil vehículos, tanto del servicio particular como público.
Por lo anterior, consideró un grave error, que el municipio pretenda acondicionar un carril para la circulación de bicicletas.
Dijo que en los estudios que han realizado los propios vecinos de la colonia Palmira, se ha demostrado que son alrededor de 20 minutos aproximadamente lo que se tarda en cruzar esta importante avenida de norte a sur y viceversa.
Esta zona es conflictiva por el tránsito, que a todas horas se registra; porque muchas personas toman como vía alterna para llegar a sus destinos.
Con la reducción de los carriles que pretende hacer el ayuntamiento de Cuernavaca, de un metro y medio, en ambas direcciones; provocará aún más el congestionamiento vial, y con ello, aumentarán los índices de contaminación en este punto de la ciudad.
Dijo que el proyecto está fuera de la realidad con la que se vive actualmente en la capital del estado, por varios motivos; desde los baches, inseguridad, tránsito excesivo y la topografía de las calles.
Por ello, lejos de ser un programa de movilidad y respeto a los espacios; es una imposición para unos cuantos, y que en un futuro lo que va a provocar es más caos vial, accidentes y contaminación ambiental.

POR: STAFF ddm 
/local@diariodemorelos.com


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado