El 7 de octubre se celebra el Día Mundial del Algodón en todas las regiones del mundo con el fin de generar conciencia sobre la importancia histórica de este producto básico, tambien una fecha para dar a conocer las partes interesadas que intervienen en su cadena de valor: del campo a la tela y más allá.

Este día nació en el 2019, gracias a la iniciativa de los “Cuatro del Algodón”. En el marco de la Organización Mundial del Comercio (OMC), cuatro países del África subsahariana (Benin, Burkina Faso, Chad y Malí) propusieron esta fecha para rendir homenaje a este producto.

campos-algod_n.m_xico-17-768x512.jpg

Según las Naciones Unidas, el algodón es uno de los tejidos más habituales en la confección de camisetas y prendas en general. Este tejido significa mucho más que una simple mercancía debido a que “sustenta a 28,67 millones de agricultores y más de 100 millones de familias en 75 países de los 5 continentes”, según los últimos datos publicados por la ONU.

Esta tela duradera, versátil y naturalmente orgánica está hecha de fibras blancas y esponjosas alrededor de las semillas de las plantas de algodón. El algodón ocupa solo el 2,1% de la tierra cultivable del mundo, pero satisface el 27% de las necesidades textiles globales.

De acuerdo con un informe de la ONU, una sola tonelada de algodón proporciona empleo durante un año a cinco personas, de ahí radica su importancia de mejorar las condiciones de comercio en los países más pobres. 

56b3cde77a8b8.jpeg

A continuación te compartimos algunos datos interesanres de esta fibra textil vegetal:

  • El cultivo de algodón es uno de los más antiguos de la humanidad, que data de 1.500 a.C.
  • En el antiguo Egipto el uso de prendas de algodón era para el uso exclusivo de sacerdotes y faraones.
  • Se estima la producción de unos 26 millones de toneladas anuales de algodón a nivel mundial.
  • La semilla de algodón posee propiedades antioxidantes.

Por otra parte hay que recordar que el algodón tiene varios usos ya que este no solo se utiliza para la elaboración de textiles, sino también para la alimentación animal, la fabricación de aceite comestible, usos cosméticos o combustibles, entre otros.

 


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado