Cuernavaca, Morelos.- El año pasado, 250 niñas de 10 a 14 años resultaron embarazadas y varios casos están relacionados con violencia, dijo María Teresa Domínguez Rivera, directora del Instituto de la Mujer.

De acuerdo con el INEGI, en 2015 se registraron 58 casos en el mismo rango de edad, por lo que el número de embarazos creció en la entidad.

Destacó que el embarazo adolescente sigue siendo un tema preocupante, dado que aunque ha disminuido se mantienen cifras son preocupantes por ello se deben de mantener acciones erradicarlas.

Tan sólo en 2016 se registraron embarazos en mujeres adolescentes y jóvenes y, de ellos, en 250 casos correspondieron a niñas entre los 10 y 14 años, situación que es preocupante para ellas y sus hijos.

“Tenemos que redoblar esfuerzos, buscaremos que haya campañas permanentes para echar abajo estos índices que dañan a nuestra niñez, porque en los casos de niñas entre 10 y 14 años, podemos presumir hubo violencia”, dijo.

Aseguró que la petición es para que las personas, principalmente las niñas entiendan lo que es la violencia, “porque muchas veces no identifican lo que es, por ello  necesitamos trabajar en este tema, pero se debe involucrar todos, sociedad y autoridades”.

Domínguez Rivera, comentó que ante la tendencia de este año a mantenerse el número de embarazos adolescentes se están implementando estrategias desde el Gobierno del Estado, como la implementación de obras de teatro, que se realizarán en las escuelas que son focos rojos o que tengan algún problemas, el objetivo es prevenir este tipo de situaciones.

Además, con los Servicios de Salud se trabaja en campañas de prevención y con un sistema de socialización sobre cuáles pueden ser los métodos adecuados para cada uno de los menores, tanto hombres como mujeres, porque se trata de una responsabilidad compartida.

Por: Marcela García
[email protected]