compartir en:

CUERNAVACA, MORELOS.- En Morelos, tres personas han fallecido por dengue, así lo confirmó la Dirección General de Epidemiología (DGE) de la Secretaría de Salud  federal y están en estudio otros tres decesos.
A pesar de que el número de casos ha disminuido en comparación con el año pasado, la entidad está considerada entre las de mayor incidencia de casos confirmados y estimados; hasta la semana epidemiológica número 42, se reportan seis mil 181 casos probables de dengue y 494 casos confirmados.
En todo el país, durante 2016, se han notificado 164 defunciones por probable dengue, de las cuales 11 se han confirmado, 59 casos se encuentran en estudio y 94 se han descartado. Los decesos confirmados corresponden a los estados de Morelos, con tres casos; Guerrero, con dos; Tabasco, con dos; Campeche, uno; Jalisco, uno; Oaxaca, uno, y Quintana Roo, uno.
Mientras que las defunciones en estudio corresponde a Veracruz, con 15 casos; Guerrero, con 12; Oaxaca, con siete; Chiapas, con seis; Tabasco, con cinco; Colima, con cuatro; y, Morelos, con tres.
Respecto a zika, hasta la misma semana, en Morelos se han registrado 159 casos, de los cuales 70 corresponden a mujeres embarazadas, mientras que en todo el país se reportan cinco mil 854 casos. De acuerdo al reporte epidemiológico, en México van seis casos de Síndrome de Guillan Barré asociados con el virus del zika, ninguno de los cuales se encuentra en la entidad.
En chikungunya, en Morelos se han confirmado 11 casos, mientras que en todo el país se registran 597 casos.
Debido a que la presencia del mosco transmisor de los virus antes mencionados se ha extendido más allá de la época de lluvias, se le pide a la población continuar con las medidas preventivas, siendo la principal de ellas el evitar la aparición de cacharros y evitar la automedicación.

Comparativo con años anteriores
El número de casos es menor que años anteriores, sin embargo, piden no bajar la guardia ante la proliferación del mosco transmisor.

494 casos
confirmados hasta la última semana epidemiológica.

Por: Marcela García / [email protected]