La tarde de este lunes familiares, amigos y vecinos de la menor de 7 años, Fátima Cecilia a la cual encontraron sin vida este fin de semana la despidieron en su casa de Tulyehualco donde colocaron el féretro blanco.

Entre aplausos y porras los presentes recibieron el cuerpo de Fátima en donde algunos portaron pancartas y globos blancos en su honor.

“¡Quiero justicia. No nada más por mi hija sino por todas, por todas!” dijo la madre de la menor cuando llegó junto con el cuerpo de su hija.

En el hogar de la menor se dispuso un altar con flores para colocar el féretro y darle el adiós a Fátima, varios habitantes esperaron por horas para despedirla.

Varios de los presentes llegaron para exigir justicia y para entregarle dinero a los padres de la menor, así como alimentos.

Integrantes del colectivo Violetas acudió al lugar para entregar 6, 200 pesos que recaudaron en actividades hoy por la mañana.

Fátima era una niña de 7 años que despareció luego de que una mujer se la llevó de la escuela primaria Enrique Rebsamen.