Cuitláhuac García, gobernador de Veracruz, declaró ayer que no está preocupado por la nueva cepa de COVID-19, porque "el aeropuerto de la entidad no recibe vuelos de Inglaterra".

En México se informó el domingo sobre un primer caso de la nueva variante de COVID-19, conocido como B117, en un hombre británico de 56 años, quien se encuentra intubado.

Él llegó a la entidad el 29 de diciembre a Matamoros, Tamaulipas, procedente de la capital del país, cabe señalar que la persona viajó desde Ghana.

En conferencia de prensa ayer, Cuitláhuac García, mencionó que ante la nueva cepa y contra todas, “lo que debe prevalecer son las medidas de sana distancia para evitar contagios […] Nosotros no tenemos ningún aeropuerto que reciba pasaje de Inglaterra, entonces no tendríamos por qué tener esa preocupación”.

 

Añadió que antes de que algún caso llegue a la entidad previamente pasará por filtros federales. “Lo que tendríamos que hacer nosotros es seguir reforzando las medidas sanitarias de sana distancia, es lo que tenemos que hacer, no tenemos aeropuertos con esos vuelos internacionales, ni de Europa directamente ni de Inglaterra, entonces ellos pasarán por otros filtros antes de llegar a Veracruz”.

Lo declarado por el gobernador de Veracruz generó críticas en redes sociales, y lo compararon con la conductora Andrea Legarreta, ya que en el 2016 comentó que la depreciación del peso frente al dólar no era una cuestión que afectara a la economía en México.

La conductora comentó: “El que suba el dólar no afecta a los mexicanos. Sube por culpa de la economía de otros países que están mal, no es por culpa de nuestro gobierno”.

Casos sospechosos de la nueva variante de COVID-19

Ayer, el gobierno de Tamaulipas informó sobre un posible segundo caso y estudian un caso más en Nuevo León.

Cabe señalar que las personas que llegan a Tamaulipas y provienen de alguna nación en donde la nueva variante está confirmada, se aplica la prueba, quienes se mantienen siete días en aislamiento y una vez que la prueba arroja un resultado negativo se puedan incorporar a sus actividades.

“Todos los que vienen del extranjero, están aislados 7 días por protocolo, si la prueba es negativa y no presenta ningún síntoma se incorpora a su trabajo”, indicó Gloria Molina, secretaria de Salud estatal, para W Radio.

Cabe señalar que la nueva variante es de 50 a 70% más contagiosa que la cepa ya conocida. La Secretaría de Salud indicó que comenzará a hacer un seguimiento en los aeropuertos internacionales de la Ciudad de México, Cancún y Quintana Roo, es decir, aquellos a los que llegan vuelos directos del país europeo.

Hugo López-Gatell Ramírez, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, indicó en su participación en la conferencia matutina de este martes 12 de enero que no se impondrán medidas restrictivas a viajeros, ni cerrarán fronteras, dado que esto no tendría un resultado efectivo.

Y puntualizó que “no se necesita ningún control en particular y como ha ocurrido en 23 países, lo más probable es que esta variante se propague por el mundo entero, a pesar de una posible mayor transmisibilidad no representa un riesgo adicional al que representa la pandemia y la OMS ha desaconsejado imponer restricciones al respecto”.