La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, anunció este jueves en una entrevista que visitará México el 29 y 30 de mayo parareunirse con las autoridades locales y dar un discurso en el Senado.

Voy a ir a México a finales de mayo. Tengo muchas ganas de esa visita y de ver a las autoridades”, dijo Lagarde en una entrevista al inicio formal de la asamblea de primavera conjunta con el Banco Mundial (BM), en Washington.

Fuentes del FMI explicaron que Lagarde ofrecerá un discurso al Senado mexicano el próximo 29 de mayo y se reunirá posteriormente con las autoridades, aunque no detallaron si se encontrará con el presidente, Andrés Manuel López Obrador.

La máxima dirigente del Fondo también participará en un acto organizado por el Foro de Mujeres para la Economía y la Sociedad (WFES, en sus siglas en inglés) en Ciudad de México, en el que será una de las principales conferenciantes.

 

Sobre la economía mexicana, Lagarde comentó que la “incertidumbre” política en el país ha jugado un papel importante en la revisión a la baja de las proyecciones para su crecimiento.

En su informe de “Perspectivas Económicas Mundiales”, divulgado este martes, el FMI pronosticó que la economía mexicana avanzará un 1,6 % en 2019 y un 1,9 % en 2020, cinco y tres décimas menos que lo proyectado hace tres meses, por las dudas que existen sobre algunas de las políticas del presidente López Obrador.

No podemos pronosticar o mejorar (nuestras previsiones) según las promesas políticas de los programas electorales de México, así que tenemos que ver lo que realmente se está legislando para tener nuestra opinión”, apuntó.

La confianza se ha debilitado, dijo el Fondo, “tras la cancelación por parte del Gobierno de un aeropuerto planificado para la capital y el retroceso en las reformas de energía y educación”.

 

En su análisis, el FMI consideró “esencial” evitar el retraso de las reformas estructurales “necesarias”, ya que esto crearía una incertidumbre adicional en detrimento de la inversión privada y el crecimiento del empleo.

Asimismo, aseguró que mantener el plan de consolidación fiscal a mediano plazo estabilizaría la deuda pública y elevaría la confianza.

El pasado 9 de abril, el FMI recortó el pronóstico de crecimiento para México en 2019. Dijo que la economía mexicana avanzará 1.6% en 2019 y un 1.9% en 2020, cinco y tres décimas menos que lo proyectado hace tres meses por el Fondo Monetario Internacional (FMI), por la incertidumbre que existe sobre algunas de las políticas del presidente Andrés Manuel López Obrador.

El FMI justificó su revisión a la baja de las perspectivas para México por “el cambio en las percepciones sobre la dirección de las políticas” del Gobierno de López Obrador.

En su análisis, el FMI consideró “esencial” evitar el retraso de las reformas estructurales “necesarias”, ya que esto crearía una incertidumbre adicional en detrimento de la inversión privada y el crecimiento del empleo. Asimismo, aseguró que mantener el plan de consolidación fiscal a mediano plazo estabilizaría la deuda pública y elevaría la confianza.

La institución multilateral ya advirtió en sus proyecciones de enero que el crecimiento de México se vería afectado debido a una menor inversión privada.

 

 

 

 


Últimas Noticias