CUERNAVACA, MORELOS.- Como es de costumbre, cada año se llevan a cabo las tradicionales posadas en diferentes colonias y en la popular Carolina, los vecinos se organizan para realizar una diaria durante una semana.
En la Privada Omite de esta colonia, las familias no pierden la tradición decembrina y llenan de colorido y alegría las noches previas a la Nochebuena con las posadas.
Una de estas noches, DDM fue invitado “al arrullo”, a la representación del peregrinaje de María y José desde su salida de Nazaret hasta la llegada a Belén, acompañadas de cánticos o villancicos para animar el espíritu religioso y provocar emociones de alegría y amistad entre los invitados.
Esa noche, los vecinos de las calles aledañas a Omite escucharon los villancicos y la alegría que  caracterizan a estas tradiciones,  junto con son actividades divertidas como las piñatas y entrega de colaciones, delicioso ponche, bocadillos, tamales, así como los juegos pirotécnicos.

Por: DDM STAFF / [email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...