En el marco del Día del Árbol, en Morelos se han realizado diferentes acciones de reforestación de zonas naturales protegidas y áreas forestales; en la última campaña realizada fueron más de 250 mil árboles nativos los forestados.

Con el Decreto Presidencial del 1 de julio de 1959, se instauró oficialmente en el país la celebración del Día del Árbol, asignando para ello el segundo jueves del mes de julio de cada año. Este 2020 la celebración corresponde al jueves 8 de julio.

En la entidad, la última temporada de forestación y reforestación concluyó con un total de 257 mil árboles de distintas especies donadas y plantadas en espacios públicos, áreas naturales protegidas, escuelas, bosques y zonas afectadas por los incendios forestales.

De acuerdo con datos de la SDS, en los municipios de la zona norte de Morelos se han reforestado el 74 por ciento de las plantas, mientras que en la zona sur, se ha destinado el 26 por ciento, de los cuales, la gran mayoría son producidos en los tres viveros de la secretaría.

Estos ejemplares ofrecen servicios ambientales como la regulación del clima, conservación, embellecimiento, cercos naturales, entre otros; en Morelos destacan el pino, cedro, ocote, palo dulce, parota, ayoyote, chapulixtle, higo, cuahuilote, cirián, amate, guamúchil, caobilla y palo de rosa.

En el territorio estatal se impulsa la conservación de la flora con la propagación de más de 60 especies nativas para la recuperación de la masa forestal, a través de la reforestación de 213 hectáreas.

Según reporte estatal se mejoraron los agroecosistemas con la forestación de 58 mil 167 árboles en cercos vivos; mientras que el embellecimiento de los centros urbanos se realizaron gracias a la plantación de 41 mil 54 árboles en espacios públicos y escuelas, repartidos en 35 municipios de la entidad.