Por desgracia para nuestro Estado, desde distintos espacios e instituciones, por los hechos que vivimos, las condiciones de intranquilidad e inseguridad nos tienen bajo los reflectores rojos por casi todos los rumbos del Estado... Daré algunos datos… Para los taxistas de Cuernavaca, la situación de su inseguridad es insostenible, pues cotidianamente en la capital del estado ocho trabajadores de este servicio son asaltados, y en algunos casos le son robadas las unidades y resultan heridos o muertos; taxis que bien pueden ser de su propiedad o de sus patrones, pero por ello pierden su medio de trabajo… Por otros rumbos, el tétrico tema vivido en Cuautla, bajo la sinrazón del gañan criminal que con premeditación, alevosía y ventaja, acompañado de cinco o seis personas más, fueron a buscar a Margarita “N” portando un bule con gasolina y al encontrarla, cumplió con el atentado tras rociarla e incendiarla… Margarita, como se conoce a la víctima, quedó hospitalizada en principio en Cuautla, luego llevada a un hospital de Amecaca y de ahí trasladada a un nosocomio especializado para atender la gravedad de las quemaduras y lesiones que presentaba, que por desgracia en poco tiempo le costaron la vida, lo cual convierte al presunto responsable y sus acompañantes en potenciales feminicidas… La comunidad cuautlense, así como los vecinos de los espacios donde vivió Margarita junto con sus familiares, claman, reclaman y exigen justicia pronta, por lo cual las fiscalías de Morelos, Estado de México y la Ciudad de México deben coordinar esfuerzos para detener, consignar a esos potenciales criminales y desde luego encarcelados, someterlos a su enjuiciamiento, sentencia y años de prisión que les correspondan… Como si eso fuera poco, los datos oficiales internacionales correspondientes a junio, colocaron a Cuernavaca entre las 50 ciudades más peligrosas del mundo, arriba del lugar número 30, lo cual significa que en el contexto internacional la capital de nuestro Estado, famosa por su nombre y antes por sus virtudes climáticas y bellezas naturales, ahora se significa por su peligrosidad, que aquí he señalado, es consecuencia de la falta de diálogo, reuniones, acuerdos, conciliación y coordinación de esfuerzos con voluntad política, entre la autoridad municipal y el Ejecutivo del Estado, para que bajo sus ordenamientos los cuerpos militares y militarizados extiendan su presencia permanente para vigilar Cuernavaca, sus colonias y poblados que por ahora están en condiciones de desventaja, por la criminalidad creciente que nos acecha y se enseñorea… Para más cuestiones que por desgracia nos tienen con “la pata en el cogote” por la inseguridad, entre los delitos que nos someten están los secuestros, las invasiones de tierras, los despojos y los cobros de piso, que nos mantienen en el primer lugar por cada uno de ellos, según datos gubernamentales y lo peor, entre los 32 estados del país, Zacatecas ocupa el primer lugar en cuanto a asesinatos y nuestra desgracia en este tema, según INEGI, el Estado de Morelos está en cuarto lugar… Que conste no son inventos nuestros, son datos de instituciones de la oficialidad hecha Gobierno… Ahí se las dejamos, en ánimo de no apanicarnos pero sí saber y transmitir la realidad que vivimos, para que los habitantes tomemos nuestras precauciones a fin de protegernos... ¡Estaremos al pendiente!

Por: Pablo Rubén Villalobos / pablorubenvillalobosh@hotmail.com


Las opiniones vertidas en este espacio son exclusiva responsabilidad del autor y no representan, necesariamente, la política editorial de Grupo Diario de Morelos.


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado