Postal: ¡Solemnidad sin celebración..! Puedo asegurar que, en forma incipiente en Morelos, sin celebración ni ceremonia alguna, las primeras referencias que se hicieron por el Día de la Libertad de Prensa, fue en tiempos del gobernador Norberto López Avelar (1958-1964), quien encargó a su secretario de Turismo Jesús Albarrán hacerse cargo de la Prensa, con el apoyo de José Ávila Figueroa y don Alfonso García Bueno… Por ahí transitaban los pocos periodistas de la época entre empresarios, editores, reporteros y articulistas como Juan Zárate Martínez, El morelense; Antonio García Bueno corresponsal, Víctor Manuel Gallardo Muciño, ¡Ataque...! Bernardino León y Vélez, Sergio Parra Román, La Opinión, Enrique Hernández Cedillo, La Semana Gráfica; Modesto Reyes Ramírez El Informador; Cristobal Rojas Romero, ¡Presente!; Alfredo Ibarra Bobadilla, corresponsal; y José Gutiérrez Sandoval, La Voz; entre otros…A fines de los 50´s y los 60´s no había periódicos diarios en el Estado; la mayoría eran sólo semanarios, quincenales o mensuales, entre periódicos y revistas como los referidos… La primera convivencia de que tenemos memoria, por el Día de la Libertad de Prensa, fue convocada por directores-dueños de medios encabezados por José -Pepe- Gutiérrez y dos o tres de los ya citados, para desayunar con el Gobernador del Estado, Emilio Riva Palacio Morales, en el Restaurante Savoy del Hotel Los Canarios, con la amable atención de don Jorge Moreira… El Gobernador prefería que aquellos empresarios-directivos le acompañaran en la Mesa de Honor con algunos de sus funcionarios… Los compas reporteros simplemente llegábamos y prácticamente no había impedimento para entrarle al desayuno… Algunos sabían cómo y salían con su sobre; para otros eso amén de turbio, no tenía ninguna importancia… Durante toda esa época desde don Emilio y don Felipe Rivera Crespo hasta don Armando León Bejarano, los desayunos celebratorios así se cumplieron en distintos restaurantes, cada vez con más periodistas y funcionarios… Durante muchos años, la verdadera fiesta grande en Morelos por el Día de la Libertad de Expresión, que así nominó el presidente Luis Echeverría (1970-76), se cumplía con una gran comida y bebida con el Gerente en turno del Ingenio Emiliano Zapata de Zacatepec y el Gremio Periodístico; su Operador con La Prensa era generoso y hasta esplendido con El Chayo… Con Rivera Crespo y León Bejarano, la convivencia con las características referidas se multiplicó, pero algunos periodistas que habían tenido el infortunio de caer en desgracia de la gracia del Señor Gobernador, no tenían acceso a la convivencia –Sergio Parra Román/La Opinión, con Felipe Rivera Crespo-… Con Bejarano Valadez, estas cuestiones de la convivencia y el Día referido se cumplieron bajo el mismo estilo, sólo con los de la prensa escrita, hasta que hubo una confrontación entre alguno de ellos y los de los noticieros de La Radio encabezados por éste Escribano, quienes rompimos tal jettatura y les hicimos entender a tales compas, que tan periodistas eran ellos como nosotros los de los noticieros… Ahí aparecimos acompañados de Efraín Pacheco Cedillo, Enrique Miranda Moreno, Jaime y Roberto Morales Guillén... El tiempo trascurrió con el gobernador Lauro Ortega Martínez, cuyo perverso ujier de prensa Armando Rojas Arévalo repartió chayotes a lo bestia para tener sometidos a los de La Prensa y los Noticieros, quiénes por conveniencia o necesidad se lo permitieron; la insolencia de tal Tipejo contra los periodistas sometidos no tenía límites ni vergüenza para ordenar lo que se tenía que publicar e informar cada día… Con Antonio Riva Palacio López las formas cambiaron y propiamente con él nacieron a instancias de este Escribano, los llamados Convenios Institucionales, mediante los cuales se consideró como un servicio lo publicitado e informado en beneficio de la Institución y el personaje Gubernamental…Tal estrategia prevalece hasta la fecha y ahí están los sobrevivientes directivos de aquel tiempo, como testigos; Jorge López Flores, Modesto Orihuela Guerrero, Oscar Morales Guillén, Roberto Fernández Ledezma, Araceli Rojas Tenorio y Andrés Martínez, así como los extintos Jaime Morales Guillén, Melecio Fernández y otros más… Los convenios se trasladaron y aplicaron en los Medios Gráficos… Los siguientes gobernantes llegaron; las formas no cambiaron salvo la frivolidad e insolencia de alguno como Estrada o la soberbia de Adame y las truculencias de Graco… (Continuará..) ¡Hasta mañana que será un día más..!

Por: Pablo Rubén Villalobos
[email protected]