Divertido como está Andrés Manuel López Obrador con su “destapadero político” mediante el cuál ya tiene un titipuchal de precandidatos por el “hándicap” para la Presidencia de la República del 2024, su presunta artimaña, ocurrencia, travesura o marrullería política, sólo es una infantil “jugada de kínder” que deja entrever cuáles son sus verdaderas intenciones y pretensiones… Luego de sus primeros 6 anunciados entre Claudia, Marcelo, Juan Ramón, Esteban, Tatiana y Norma, a los cuáles se sumó el autodestapado Ricardo, los acelerados, aplaudidores, seguidores, enviados, acarreados y convenencieros, no faltaron para motivar los gritos ansiosos para cantarlos como “¡Presidenta! o ¡Presidente!”... Tal fue el caso de Claudia Sheinbaum y Marcelo Ebrard, no así, Estaban Moctezuma, Juan Ramón de la Fuente, Tatiana Cloutier y Rocío Nahle, por esta, a quien por ciertas cuestiones amistosas o familiares la descalificaron para enarbolar banderas morenas presidenciales… Pocas veces Ricardo Monreal ha sido cantaleteado como ¡Presidente! y casi ninguna Tatiana, Juan Ramón ni Esteban Moctezuma… En la realidad de las llamadas “corcholatas” de AMLO, parecía que sólo dos se ven en ese hándicap, Claudia y Marcelo, más ella que él porque en todos los lugares capitalinos donde se para, la manosean como ¡“Presidenta”!, lo cual quiérase o no pesa y beneficia, dicen algunos y maltrata o desgasta, dicen otros… López Obrador como complemento a su ocurrencia o maniobra “destapadora”, en pleno Palacio Nacional  le rindió honores y le cantó loas a su paisano tabasqueño el secretario de Gobernación Adán Augusto López Hernandez, quien en plena Presidencia de la República fue coreado por la plebe diputadil de Morena como, ¡Presidente, Presidente, Presidente!, ¡frente a Andrés..! Ello fue suficiente para que los reporteros de la fuente de la Presidencia, sin tapujos cuestionaran a Andrés Manuel por su presunto preferido Adán Augusto, por lo cuál reviró sonriendo socarronamente que también quería mucho a Claudia ahí presente, y dijo tener mucha admiración por el Secretario de Salud, el Secretario de la Defensa y apenas dejó entrever que también en esa lista podía estar Zoé… Para Zoé Robledo, todo parece indicar que no ha habido campanitas ni campanotas que le hagan perder el piso, ni mucho menos asomarse con corifeos para que le griten algo que en lugar de favorecerlo puede perjudicarlo… ¡Bien por Zoé Robledo..! Una vez mencionados casi todos los que tiene Andrés Manuel en el arrancadero por la Presidencia para el 2024, vale la pena desmenuzarle sus artilugios que no tienen ningún enredijo para desmadejarlo… En el marco de las suposiciones que en política no son nada raras, si Andrés Manuel se inclina por cualesquiera de sus ocho anunciados, éste o ésta será ungido para recibir las banderas de Morena y mandarlo o mandarla a cumplir su campaña presidencial, en la cuál aparecerá a manos llenas López Obrador, importándole un bledo las leyes electorales, para aprovechar en beneficio de su nominado su buena fama pública política que ante la masa popular o populachera, influirá para controlar a su clientela política electoral… Los no abanderados, serán, si se portan bien, no cambian de partido, ni “chaquetean”, ni se convierten en “traidores a la patria de AMLO”, los premiados para convertirse en pastores del Senado de la República, de la Cámara de Diputados e incluso, en secretarios de Estado, con el siguiente Presidente, si es que AMLO como lo evidencia, mantiene “su Maximato o es el Poder tras el Trono”… A manera de referencia imaginaria, Ricardo con Marcelo puede ser un buen Secretario de Gobernación; Claudia si no llega, puede relevar a Olga Sánchez en el Senado; lo cuál pueden ocurrir también con Marcelo, y en la otra Cámara también pueden llegar, como el mero mero Adán Augusto y Tatiana… Para los otros, si se portan bien, lo que sobran son espacios de alto nivel en el Gobierno de la República… ¡Haga usted sus especulaciones, se vale..! Ahí la dejamos. ¡Hasta mañana que será un día más!

Por: Pablo Rubén Villalobos

pablorubenvillalobosh@hotmail.com


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado