¡A sanitizar, doctor Cantú!

De los primeros que iniciaron los procesos de sanitización contra la contingencia de la pandemia que nos embate, fueron en parte los concesionarios del servicio de Transporte de Pasajeros… Todo parece indicar que conforme ha crecido “el patemonium” de la mentada pandemia, esta acción se extendió para ser aplicada en todas las unidades del transporte, que esperamos se aplique también en los vehículos de los ruleteros o taxistas… En distintos espacios, fueron instalados módulos del rociado para sanitizar lo que entre y a todos los que accedan a los espacios de atención al público… Sin embargo y por desgracia, este servicio de urgencia no se ha generalizado hasta el momento, a grado tal que comercios, mercados, tiendas de autoservicio, espacios de servicios y mantenimiento; tiendas, farmacia, tendajones y muchos lugares más, la gente entra y sale sin mayor cuidado… Recientemente el Instituto Mexicano del Seguro Social en Morelos, anunció “con bombo y platillo“ el proceso de sanitización que realizó en su Clínica 1 de esa Institución de Salud, lo cual nos lleva a la reflexión y preguntas… ¿Cuántos más hospitales y clínicas que son del propio Seguro Social, del ISSSTE, de los hospitales generales de Salubridad y del Gobierno del Estado, que por distintos rumbos están esparcidos, así como los correspondientes a los servicios médico asistenciales de clínicas y hospitales privados, han cumplido con esta medida… ¿Al respecto el titular de salud en el estado Marcio Antonio Cantú Cuevas, tiene el deber y compromiso de convertir en obligación en esta etapa la tal sanitización, así como convocar, exigir, velar y supervisar el cumplimiento de la medida en cuestión, en todos los nosocomios y otros espacios establecidos en el Estado… No debe haber excepciones, ni preferencias; ninguno de los espacios de la salud pública que proporcionan los gobiernos Federal y del Estado, ni mucho menos los que corresponden a las empresas de la Iniciativa Privada, pueden ni deben marginarse… Vivimos tiempos difíciles para la salud generalizada de la población, que por esta pandemia prácticamente nos está cambiando la vida, junto con nuestras formas, modos y costumbres a todos… Cantú Cuevas debe emprender una campaña intensa de supervisión en cuánto a la referida sanitización y más todavía por la descacharrización de todo lo inútil que como basura está en lugares presuntamente escondidos de los hospitales y las clínicas… Limpieza total, equivalente a una asepsia a fondo, es lo que se requiere con urgencia… Que el secretario Cantú Cuevas, coordine y supervise con su gente la limpieza, sanitización y asepsia a fondo de todas las estructuras clínico médico asistenciales, es necesario y urgente… ¡Ahora o nunca, doctor Cantú!

 

NO HAY LEY MARCIAL... 

Pese a que la contingencia se encuentra en su Tercera Fase, lo cual significa el posible riesgo de miles de contagiados y centenas de muertes frente al Coronavirus, el Presidente Andrés Manuel López Obrador no se atreve a implantar ningún “toque de queda” ni mucho menos “Ley Marcial”... Lo anterior equivale a que los urgidos por ganar el pan de cada día, junto con los que salgan a comprar el propio, podrán transitar con cierta tranquilidad, al igual que los “valemadristas” y peor aún los que creen que el Coronavirus es puro cuento, por lo cual invocan “sus derechos humanos” y hasta “sus garantías individuales”... Así las cuestiones, lo del “¡quédate!” queda sólo para los responsables de su protección y la de los suyos en casa... ¡Quédate, guárdate y protégete! ¡Hasta mañana que será un día más..!

 

Pablo Rubén Villalobos

pablorubenvillalobosh@hotmail.com


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado