TEMIXCO, MORELOS.- Para algunas familias de Morelos, el consumo de verdura, medicamento o plantas medicinales es una manera de vida, lo cual también representa gasto, por ello en “La casa ecológica de Temixco” promueven mediante talleres en escuelas y visitas a poblados crear un huerto traspatio.

Se trata de un huerto que puede ser instalado con huacales de madera, tapas para huevo, cajas o tapas de cartón, botellas de plástico, envases para leche, rollo de papel de baño, latas y más residuos reciclables para no comprar macetas ni semilleros que sólo son utilizados una vez y tirados como basura.

En el huerto traspatio pueden sembrar con semillas o por esqueje (es el corte de un hoja de la planta) para darle vida, retoños, proteger y que crezca mejor la planta, mediante lixiviado de lombriz.

Éste también es hecho en casa, utilizando dos botes de 19 litros, uno es perforado como maceta y el otro colocado sobre él con una taparrosca para que por ahí salga el líquido natural, el cual no dañará las plantas, la salud del ser humano ni el medio ambiente. 

Mediante el proyecto “Guardianes en acción”, en “La casa ecológica” hay un gran huerto hecho con bambú, costales y malla tejida.

Ahí, integrantes del equipo de educación ambiental mantienen con vida varias plantas de Sol y sombra, aromáticas, medicinales y comestibles, como cilantro, epazote, perejil, lechuga, jitomate, chile, ruda, romero, citronela, orégano, yerbabuena, tomillo, albahaca, moringa y siempre viva, entre otras. 

Para el cuidado del planeta, con este tipo de proyectos los talleristas pretenden concientizar a menores y adultos para aprender a separar los residuos que pueden reutilizar.

También, disfrutar un día en familia con la creación de los huertos, sobre todo, aprender a cuidar el planeta y dejar de usar químicos que la daña.

MARIANA GARCÍA 
mariana.garcia@diariodemorelos.com


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado