compartir en:

Cuernavaca, MORELOS.- La opacidad en el manejo y destino que dan al millonario presupuesto que reciben anualmente es uno de los motivos por los que los partidos políticos han perdido la confianza de los ciudadanos, consideró el representante de la Canirac en Cuernavaca, en tanto que la vocera de la asociación civil empresarial “Morelos Rinde Cuentas”, consideró que el mensaje que envían es que no les importa el cumplimiento de la ley, cuando ellos deben ser los primeros en acatar la normatividad.
Ángel Adame Jiménez, vicepresidente de la Canirac, lamentó que el patrón de opacidad con el que se conducen los institutos políticos se reproduzca a pesar de que la ley, en materia de transparencia y rendición de cuentas, se haya reforzado con el objetivo de que la administración y uso del erario se dé en una especie de “caja de cristal”, con responsabilidad y sanciones para quienes incumplan con el ejercicio.
El empresario indicó que mientras en la ley, se dan pasos importantes para garantizar la honestidad de las instituciones y sus representantes, en la práctica, esto parece no importarles mucho, pues a pesar de que saben que pueden ser sancionados por incumplir con lo que establece la ley en la materia, todo hace pensar que para ellos “sale más barato pagar multas, que informar a la ciudadanía en qué se gastan las prerrogativas que reciben”.
Para Vera Sisniega Aspe, de “Morelos Rinde Cuentas”, el Instituto Morelense de Información Pública y Estadística (IMIPE) está llamado a hacer cumplir la ley sin miedo a represalías, pues aunque no tiene facultades persecutorias sobre quienes incumplen con la transparencia, si goza de facultades para imponer sanciones y hacerlas del conocimiento de la población. Consideró que, a veces, el tema mediático es eficiente, porque tratándose de los partidos, estos caen en el descrédito.

Común
Partidos políticos tienen sus páginas oficiales con información engañosa o sin actualizar.

Observan
La opacidad que los partidos muestran en sus páginas de transparencia es incongruente con el discurso de la mayoría de los actores políticos.

"(Parece que) sale más barato pagar multas, que informar a la ciudadanía en qué se gastan las prerrogativas que reciben.” Ángel Adame, vicepresidente de Canirac

Por: Antonieta Sánchez / antonieta. [email protected]