Algunos programas federales y fideicomisos que recientemente quedaron extintos serán renovados y se establecerán reglas de operación para direccionarlos en las entidades del país.  
Uno de los fideicomisos que desapareció y ha preocupado tanto a la ciudadanía como a las autoridades, fue el Fondo Nacional de Desastres Naturales (Fonden), que era funcional para todas las entidades de la República Mexicana, cuando se registra algún desastre natural.   
Asignando recursos para atender daños en caminos, puentes, carreteras, y otras áreas que se hayan dañado en su infraestructura.  
El delegado federal de programas integrales de desarrollo, Hugo Erik Flores Cervantes, informó que a través del gobierno de México, buscan hacer llegar los apoyos directamente a las personas que necesiten recursos para atender alguna afectación, en caso de un desastre natural.  
Agregó que existen antecedentes de desvío de dinero y otros casos en los que el apoyo no llegaba a las personas que lo requerían.
Por lo tanto, ahora las asignaciones serán a través de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHyCP) del gobierno federal.
“Esto es muy claro, cuando se registren desastres naturales en lugar de que sea un fideicomiso quien provea los recursos, va a ser el gobierno federal, a través de la Secretaría de Hacienda, no se pueden desaparecer recursos por arte de magia, es importante que todo mundo  quede tranquilo” explicó.

Por José Azcárate / jose.azcarate@diariodemorelos.com