Para que consumas esta deliciosa fruta sin preocupaciones, conoce la forma correcta de eliminar microorganismos no deseados de las uvas

Los rituales para despedir el año son casi innumerables, dependiendo del tipo de suerte que se quiera tener en los 365 días entrantes. Sin embargo, el más tradicional e incluso obligado de todos ellos es el de consumir las 12 uvas instantes antes de la llegada del primer día del Año Nuevo. Pero, ¿alguna vez te has preguntado si tus uvas están correctamente lavadas y desinfectadas? Entérate como hacerlo de la forma adecuada a continuación.

 

 

Las frutas y vegetales que compramos guardan muchas bacterias y gérmenes que deben ser exterminados antes de su consumo para evitar contraer alguna enfermedad o infección estomacal. Es por ello que en estos días debemos considerar los métodos de aseo correcto para todos los alimentos que preparamos en las cenas de la temporada.

Y si piensas ingerir tus 12 uvas esta noche con la única preocupación de terminarlas por completo y depositar el deseo adecuado en cada una de ellas, debes conocer como es que se desinfectan por completo. 

Desinfecta las uvas correctamente con este sencillo procedimiento

Sean verdes o moradas, con hueso o sin él, las uvas no deben ser lavadas con agua y jabón ni secadas con un un trapo, pues esto haría que se contaminarán aún más y, además de estropear la fruta por los químicos, incentivar el crecimiento de microorganismos indeseables. También es recomendable mantenerlas, dentro de lo posible, en su racimo, a pesar de que algunas de ellas caigan de él.

 

 

El procedimiento es muy sencillo. Únicamente tienes que sumergir las uvas en la cantidad de agua que dispongas para que estas quedes cubiertas. y posteriormente agregar el vinagre. Revuelve todo con una cuchara limpia para evitar que las contamines con tus manos antes de que sean desinfectadas, y para que se integren bien ambos líquidos. Una vez hecho esto, deja reposar la fruta durante 10 minutos exactos, retira, y colócalas en una superficie sobre el paño seco extendido para que se escurran y sequen naturalmente.

Eso es todo. Cuando pierdan el exceso de humedad podrás consumirlas sin preocupaciones y ya sea que las ocupes para los alimentos que prepararás en la cena o para los 12 deseos, no pondrán en riesgo tu salud. También puedes sustituir el vinagre blanco por desinfectante de frutas, verduras y agua. 

Las uvas deben ser desinfectadas y para ello necesitas: vinagre blanco, agua, un recipiente hondo y un trapo seco. Las cantidades de los líquidos pueden varias según la cantidad de uvas que quieras desinfectar, sólo considera que debes cubrirlas por completo y que por cada dos tazas de agua necesitas 3 gotas de vinagre.