Diputados del Congreso de la CDMX presentaron una iniciativa para imponer un impuesto especial a los nómadas digitales que viven y trabajan en la capital mexicana.

La propuesta -impulsada por la diputada Frida Jimena Guillen- plantea cobrar a los extranjeros un impuesto de una UMA por cada día adicional después de su vigésima noche en la CDMX; así como limitar el número de plataformas de alojamiento temporal como AirBnb, Expedia, etcétera.

Es decir, 103.74 pesos por día que pasen en la CDMX, equivalente a 3 mil 112 pesos mensuales.

Este impuesto se cobraría a partir del día 21 después de que un nómada digital contrate un servicio de alojamiento en hoteles, hostales, moteles, departamentos o casas en la Ciudad de México.

El dinero recaudado se utilizaría para construir vivienda de interés social para jóvenes, transporte público y servicios urbanos en zonas no gentrificadas a las que son desplazados miles y miles de capitalinos.

“Celebro la llegada de extranjeros al país y claro que el hecho de que gasten su dinero aquí beneficia a algunos, pero perjudica a otros. Ante esta situación, algunos países han optado por establecer un impuesto especial para los extranjeros que realicen trabajo remoto, de modo que estos ingresos compensen los inconvenientes causados a los ciudadanos nacionales a través de políticas públicas de mitigación”, señaló la legisladora.

“El problema es que ninguno de esos extranjeros paga impuestos en nuestro país por utilizar la infraestructura construida a través de décadas y de miles de millones de pesos provenientes de nuestros bolsillos. Sí, claro que pagan IVA por todo lo que consumen -igual que todos los capitalinos- pero gozan de un privilegio que no tenemos la mayoría, pues no pagan impuestos por las ganancias que obtienen en sus trabajos desde el extranjero”, añadió.

De acuerdo a la legisladora panista, la presencia de los nómadas digitales ha provocado un incremento del costo de la renta, servicios y hasta alimentos en muchas zonas de la CDMX.

“Las rentas en zonas como Condesa, Del Valle, San Ángel y Coyoacán aumentaron hasta 60 por ciento. Miles de capitalinos han tenido que desplazarse de donde han vivido por años para darle paso a más de 60 mil extranjeros que han llegado a nuestra ciudad”, indicó.

El 1 de septiembre inició el primer periodo del último año de la II Legislatura del Congreso de la Ciudad de México y concluye el 15 de diciembre.

Durante este periodo, se analizarán, discutirán y votarán las iniciativas que se presenten en comisiones o comités, por lo que la iniciativa de un impuesto especial a nómadas digitales podría aprobarse antes de que termine 2023.

 

Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

Sigue el canal de Diario De Morelos en WhatsApp