compartir en:

CUERNAVACA, MORELOS.- El presidente de la Coalición de Representantes del Transporte Público del Estado de Morelos, Víctor Manuel Mata Alarcón, reconoció que el delito de robo de auto con violencia sigue afectando a los transportistas sin itinerario fijo.
El mayor número de casos se registra en la zona metropolitana de la entidad, que corresponde a  Jiutepec, Emiliano Zapata, Temixco, Xochitepec y Cuernavaca. Los operadores continúan siendo presa fácil de los delincuentes en esta zona, dijo el líder.
Informó que a la fecha se han registrado 140 casos en donde los operadores son sorprendidos por la delincuencia, los asaltantes se hacen pasar por pasajeros y cuando consideran seguro para el robo, cometen el ilícito, le quitan la unidad al operador, lo golpean y se llevan todas sus pertenencias.
Mencionó que a pesar de que este delito ha disminuido, los taxistas siguen reportando  el robo de unidades con violencia; en el 2015 la Coalición de Representantes del Transporte Público registraba 9 unidades robadas por día.
“Este delito nos afecta a los taxistas porque ya no quieren invertir en vehículos nuevos porque su inversión se ve afectada por los delincuentes”, expresó Mata Alarcón, quien reveló que de las cinco unidades que se roban con violencia en estos primeros meses del 2016, sólo tres se recuperan.
Reconoció que a pesar de que las unidades nuevas traen sistemas de seguridad sofisticados, los delincuentes ya no se roban los taxis estacionados, sino que utilizan la violencia para quitarles la unidad a los operadores.
“Lo único que nos ayuda la nueva tecnología es a recuperar la unidad, pero desafortunadamente la encontramos ya toda desvalijada”, expresó el líder de taxistas, quien dijo que debido a que continúa este delito tienen que invertir un dinero extra para instalar otro tipo de sistemas de seguridad. 

Acciones de Movilidad
La Dirección de Supervisión perteneciente a esta dependencia aseguró que los operativos continuarán, con el fin de que las unidades de transporte cuenten con las medidas de seguridad correspondiente.

43 mil pesos es la multa que deberá pagar una ruta que no tiene concesión para operar.

876 pesos  deberá pagar el propietario de un taxi por llevar la póliza de seguro vencida.

 

Por:  CARLOS SOBERANES  /  [email protected]