SPENCER ELDEN fue fotografiado en 1991, cuando tenía cuatro meses, desnudo en una piscina y tratando de alcanzar un billete de un dólar enganchado en un anzuelo, la imagen fue la portada del disco “Nevermind” de la banda Nirvana.

Actualmente, el estadounidense protagonista de la portada de uno de los discos más famosos de todos los tiempos, está demandando a la extinta banda ícono del grunge por explotación sexual, según una reclamación.

Según se alega, ni Elden ni sus tutores legales “firmaron un documento autorizando el uso de fotografías de Spencer o de su imagen, y por supuesto tampoco para la explotación comercial de imágenes de pornografía infantil de su persona”, sostiene la demanda.

 

 

 

La parte demandante también alegó que Elden nunca había recibido ninguna compensación por aparecer en esa imagen y pidió 150.000 dólares por daños y perjuicios a cada uno de los 15 acusados, incluidos los exmiembros aún vivos de la banda, Dave Grohl y Krist Novoselic, así como sobre los bienes del difunto cantante Kurt Cobain y el fotógrafo Kirk Weddle.

Según la demanda presentada en California, la portada del álbum “expuso la parte íntima del cuerpo de Spencer y mostró lascivamente los genitales de Spencer desde que era un bebé hasta el día de hoy”.

Se consideró que Elden había sufrido “angustia emocional extrema y permanente”, así como “pérdida de por vida de la capacidad de generar ingresos”, entre otras consecuencias.

El álbum, uno de los más célebres de la década de 1990, vendió 30 millones de copias de la mano de canciones de alta difusión como “Smells Like Teen Spirit” que se convirtieron en icónicas de la cultura popular estadounidense.

Los representantes de Nirvana o las discográficas de los miembros aún no emitido ninguna reacción a la demanda. Elden reprodujo la portada del álbum varias veces, incluso para su cumpleaños número 25. Weddle, el fotógrafo de la imagen original, era amigo de su padre, según le dijo la familia a la radio pública NPR en 2008.

Los hechos señalan que los padres de Elden organizaron una fiesta en el jardín junto a la piscina durante la cual el bebé fue fotografiado para el disco de la entonces desconocida banda. Sus padres recibieron 200 dólares por la imagen


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado