CUERNAVACA, MORELOS.- “Bajaron la ventas de ropa para los niños Dios hasta en un cincuenta por ciento, en comparación con otros años, antes de la pandemia de COVID”, señaló Erika Aguilar García, comerciante de ropones.

Erika Aguilar dijo que “antes, en estas fechas vendíamos a diario unos cien ropones, hoy apenas vendimos 50 cambios de esta linda ropita para el bendito Niño. Nuestros precios son accesibles; los más económicos están en $150 y los más caros en $260 pesos”.

Agregó que “esta vez nos fue un poco mal en las ventas; esperemos que para el otro año nos vaya bien y que toda la gente ya esté vacunada contra el COVID y puedan venir a comprarnos sin tener miedo al contagio”.

Por REDACCIÓN DDM / [email protected]


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado