Ante la salida de Agustín Marchesín, en el Club América tienen un aspirante prioritario, hoy no apuestan por nadie más que por el retorno de Guillermo Ochoa al arco de las Águilas.  

El cuerpo técnico desea tener la misma confianza que ya existía con Marchesín, y por ello es que convencer a Memo Ochoa es el único encargo que tiene por ahora la directiva americanista, y debe ser a como dé lugar.  

Medio pudo saber que ya tocaron la puerta de Ochoa y su representante y no ha dado una negación definitiva, pero ha solicitado un poco de tiempo para consultarlo con su familia, y tiene claro que quiere volver al club que lo vio crecer, aunque no tiene definido que éste sea este el momento de realizarlo. Las negociaciones no serán fáciles, pero incluso Emilio Azcárraga será parte importante en el convencimiento del arquero.  

El canterano que emigró del Nido al Viejo Continente hace algunos años, es de toda la confianza del cuerpo técnico y los altos mandos en Coapa, aunque la posibilidad luce compleja para que regrese, ya que el cancerbero ha expresado en más de una vez que quiere continuar su carrera en Europa. Lo cierto es que el tema económico no será adversidad si decide escuchar la oferta por parte de las Águilas, ya que se tiene cartera abierta para que sea uno de los mejores pagados en la Liga MX.

Ochoa sabe que tiene las puertas abiertas en el equipo de las Águilas, y aunque su presente está en el Standard de Lieja, también ha comentado luego de la Copa Oro que buscaba otro destino en el Viejo Continente, y al pasar de los días hasta ahora, no ha habido oferta por el portero mundialista de algún equipo europeo.  

Los segundos se le agotan para que elija una decisión, ya que la directiva y cuerpo técnico del América buscan a manera de emergencia concretar a su nuevo portero, y por lo pronto Óscar Jiménez será quien cubra la portería este sábado ante la ausencia de Marchesín, al que ya solicitan en Portugal.