Especialistas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) anticipan que durante 2020 las remesas que los migrantes mexicanos en Estados Unidos envían a sus familias en sus lugares de origen tendrán una caída real estimada de 8.8 por ciento, como efecto del COVID-19. Sin embargo, también refieren que el impacto negativo será diferenciado, según el nivel de dependencia que las economías locales tengan de los envíos de dinero y, en algunos casos, en los que se incluye a Morelos, las remesas -aún con su reducciónservirán para enfrentar la caída de la economía general. Lo anterior, como parte de la segunda entrega del Laboratorio de Análisis Regional de la UNAM sobre los efectos que tendrá el COVID-19 en la economía, y en este caso sobre las remesas, cuyos integrantes ayer presentaron los principales resultados del estudio en una conferencia virtual. De acuerdo con el investigador Marcos Valdivia López, doctor y maestro en Economía por la New School for Social Research (NSSR), a pesar de la caída que se anticipa del ingreso de dólares al país, vía remesas, este año serán el elemento contracíclico en la economía nacional, para suavizar el impacto económico negativo que dejará la pandemia por coronavirus. Pero, subrayó que el impacto negativo será diferenciado, según el estado, e incluso el municipio de que se trate. En este sentido, Valdivia López indicó que Morelos forma parte del grupo de estados en el que las remesas ayudarán a mantener a flote la economía familiar, porque su nivel de dependencia es mediano. En contraste, estima la economía de Zacatecas, San Luis Potosí o Puebla, será más vulnerable debido a que dependen más del ingreso de divisas. Los especialistas señalaron que en general, se prevé que la economía nacional tenga un decrecimiento de más de cinco puntos, y que la pérdida de empleos sea superior al millón 600, en el año. Los factores que influirán en dicho pronóstico son la contracción de la economía de Estados Unidos, y la dependencia mexicana, la caída de los precios del petróleo y la parálisis de la economía interna, obligada por la emergencia sanitaria por COVID-19. En el panel, participó la doctora Blanca Garza y los investigadores Fernando Lozano, José Sámano, Luis Quintana y Miguel Ángel Mendoza. 

Previsión

Aun cuando la disminución de casi nueve puntos porcentuales será la más importante desde la crisis de 2008-2009, cuando retrocedieron un punto porcentual, seguirán representando el ingreso más importante de la economía general del país, por arriba de los ingresos petroleros, del turismo internacional y de la inversión extranjera directa.

En 2019 las remesas que ingresaron a México fueron por 36 mil mdd y, en 2020 la cifra que se espera es de 28 mil mdd

Este monto supera incluso el paquete fiscal de apoyo social del Gobierno Federal, a través de sus programas sociales.

 

ANTONIETA SÁNCHEZ

[email protected]


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado