Recrudecida, la violencia “saluda” al cambio del Gobierno Estatal, cancela la “luna de miel”. Elevado como en pocas ocasiones el número de asesinatos cometidos en lo que va del primer mes del gobierno de Cuauhtémoc Blanco Bravo, prendió focos de preocupación en la percepción social, A los dieciséis homicidios registrados durante los primeros seis días de este mes siguieron tres en dos antros de Cuernavaca, uno ubicado en el boulevard Juárez, a tres cuadras del Palacio de Gobierno, y uno más en la colonia Carolina, la noche del jueves con sólo quince minutos de diferencia y modus operandi parecidos, perpetrados ambos casos a balazos, con el sello del crimen organizado. Dos días antes, el martes 6 pobladores de Tres Marías, municipio de Huitzilac, intentaron linchar a tres taxistas. Acusándolos de ser secuestradores, quemaron el taxi en el que viajaban y sólo fueron liberados el jueves ante la presión de un grupo de sus compañeros que se manifestaron en la explanada de la Fiscalía General, asegurándolos inocentes. Sin embargo, la reacción a la escalada de violencia no corrió a cargo de funcionario alguno del gabinete de seguridad del Ejecutivo Estatal, correspondió al director el Consejo Estatal de Abogados de Morelos, Ricardo Popoca González. Exigió a la Comisión de Seguridad Pública y al Gobierno del Estado asumir su responsabilidad “en lugar de lamentarse sobre lo que recibieron”. Anunció que agrupaciones de abogados preparan un pronunciamiento para exigir que (los del gobierno) hagan algo para detener la creciente violencia y las muertes violentas. Reprochó: “sabían que eso iban a encontrar, pero no pueden pasar seis años quejándose”. Tras calificar de pasiva a la parte gubernamental, consideró preocupante para la sociedad el hecho de que “no hay evidencias de que estén tratando de poner un alto a todo este ambiente de incertidumbre” (cuando) “este gobierno que acaba de entrar tiene la obligación de actuar pero vemos que todavía está en una actitud pasiva y hasta tranquila”. El hampa recibió el final de la semana con al menos ocho homicidios más, muertos a balazos dos sujetos en un billar del poblado de Coahuxitla, municipio de Amacuzac, a donde testigos narraron que llegaron dos sujetos montados en una motocicleta y abrieron fuego. Heridos gravemente cuatro, dos fallecieron en la ambulancia que los llevaba a un hospital y dos más en el nosocomio al que fueron trasladados. Horas más tarde, temprana la mañana de ayer fueron hallados los cadáveres de dos hombres en el lugar conocido como “Carrera de Caballos” del poblado de San Gaspar en el municipio conurbado de Jiutepec. Mientras tanto, el gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo hace política, imita al presidente electo Andrés Manuel López Obrador, realiza una gira de agradecimiento que arrancó en Axochiapan e incluirá los 33 municipios. Ascendente el nivel de la violencia, la máscara macabra del crimen organizado hace una mueca de burla… quizá porque Morelos está en sintonía con la zozobra que viven los habitantes de entidades altamente peligrosas a lo largo y lo ancho del territorio nacional. Semanas atrás, una nota del periódico español “El País” ya había advertido que en México la violencia no cesa. Publicó: El pasado mes de julio se convirtió en el mes más violento en veintiún años. En los treinta y un días de ese mes se registraron 2.599 homicidios dolosos, de acuerdo con las últimas cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP). Infortunadamente agosto no estuvo mejor, reportadas por la publicación “Animal Político” tres mil personas asesinadas violentamente en México y un total de más de 22 mil víctimas de homicidios y feminicidios en lo que va del año para una cifra récord que equivale a un incremento de casi el 85 por ciento de los asesinatos en comparación con lo registrado apenas hace tres años. Ominosas, las estadísticas actualizadas del SESNSP revelaron que agosto dejó un saldo de dos mil 861 víctimas de homicidio a las que se suman 68 mujeres víctimas de feminicidio, destacó que en el país son asesinadas casi cuatro personas cada hora. Y en Morelos la cuenta progresiva de homicidios, contando… (Me leen después).

Por: José Manuel Pérez Durán

jmperezduran@hotmail.com


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado