El cadáver de un presunto líder del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) fue hallado el lunes en un terreno de los Ejidos de Acapantzingo, de Cuernavaca.
Los primeros reportes indican que el cuerpo presentaba huellas de tortura, estaba maniatado y tenía el tiro de gracia.
El ahora occiso se llamaba César “N”, de 39 años, y tenía como apodo “El Tlacua” o “El Krash”.
César fungió como jefe de escoltas de Eznel “N”, “El Teniente”, integrante del cártel de Edgar Valdez Villarreal, “La Barbie” y que actualmente encabezaba una célula delictiva que buscaba el control del narcomenudeo en Cuernavaca y el estado.
De acuerdo con antecedentes, en el año de 2017 fue detenido durante un cateo en la colonia Atlacomulco, siendo señalado como presunto líder de una célula del CJNG.
También tiene en su haber el asesinato de un joven, cuyo cuerpo fue esparcido en bolsas negras en diferentes puntos de Cuernavaca.
Según una consulta a la base de datos de la policía, el ahora occiso cuenta con antecedentes penales por portación de armas y droga en 2010 en Guerrero.
En torno al hallazgo de su cadáver, una llamada al número de emergencias una persona avisó que en los ejidos de Acapantzingo había un cadáver.
Tras el reporte, policías acudieron al lugar, pero les costó hallar el cuerpo, debido a que la persona no supo dar referencias concretas.
Alrededor de las 10 de la noche fue cuando el cuerpo fue hallado en un camino de terracería conocida como San Isidro.
Al sitio acudieron elementos del Semefo, quienes hicieron el levantamiento correspondiente.
Tras la autopsia, el cuerpo será entregado a sus familiares, para darle cristiana sepultura.