Luego del ataque en contra de la familia LeBarón en los límites entre Sonora y Chihuahua, el mandatario Andrés Manuel López Obrador descartó que la violencia en el país detenga la inversión extranjera.

En conferencia el presidente destacó en la necesidad de trabajar para detener la ola violenta que vive el país para garantizar la confianza de los inversionistas en México.

“No hay nada que indique estos hechos de violencia espanten la inversión extranjera. Desde luego hay que cuidar el que haya seguridad, porque sí es un elemento que no ayuda para dar confianza y para que se invierta en el país”, manifestó.

Esto, debido a que durante la tarde de ayer, una caravana de tres camionetas de la familia méxico-estadunidense LeBarón, fue emboscada por individuos armados mientras viajaba del poblado de La Mora, Sonora, hacia Tucson, Arizona.

Apenas el pasado 17 de octubre se vivió otro hecho violento, pero en Culiacán, Sinaloa, donde se registraron enfrentamientos entre grupos armados y Fuerzas Armadas debido a un operativo para el arresto de Ovidio Guzmán, quien en el transcurso de ese día y tras ser aprehendido fue liberado.

El ataque, de acuerdo con el secretario de Seguridad Pública y Ciudadana, Alfonso Durazo, dejó nueve sujetos muertos, entre ellas seis menores.

Frente al panorama violento en México, López Obrador resaltó que su administración trabaja para fomentar las inversiones en el territorio nacional y la economía de las familias.

Resaltó que pese a la incidencia delictiva, en Cancún, Quintana Roo, el turismo ha ido aumentando.