Luego de que este miércoles por la mañana el taxista que trasladó a Debanhi Escobar, Juan David Cuéllar, diera sus primeras declaraciones ante los medios de comunicación, a través de una entrevista, dando su versión de los hechos, quedaron aún más dudas al aire sobre la desaparición y muerte de la joven pues, afirmó que el nunca la trató de acosar y que, sólo trataba de ayudarla. 

Horas más tardes, se difundió otra entrevista ahora realizada por la cadena Televisa a las amigas que acompañaron a Debanhi, llamadas Jehieli Sarahi Lucío e Ivonne Alejandra Rodríguez esa noche, las cuales también dieron su versión de hechos, comenzando por dar el pésame a la familia, ya que apuntaron que no podía acercarse al funeral debido a que había recibido muchas amenazas tras lo sucedido a la joven de 18 años.

Al comienzo de la entrevista, la mujer llamada Sarahí señaló que desde marzo comenzó a salir con Debanhi, contando como cinco veces, pero que nunca había sucedido algo malo en esas salidas. Mientras que Ivonne es amiga de Sarahí del trabajo, por lo que el contacto directo con la joven desaparecida era Sarahí.

Con respecto a la noche de su desaparición, Sarahí comentó que Debanhi Escobar le había mandado un mensaje para salir a una fiesta o a un antro, a lo que ella accedió puesto que era viernes, por lo que decidieron ir a la casa de la joven a arreglarse y de ahí partir al domicilio de la fiesta. Sin embargo, en la primera parada Debanhi se aburrió y quiso moverse de lugar, de acuerdo con palabras de Sarahi, por lo que se movieron a otros dos domicilios para  entrar ya que en una de ellas ya se había acabado el evento.

Para trasladarse de la primera fiesta a las otras, Ivonne tuvo que pedir un taxi para que las llevara, el cual fue Juan David Cuéllar y que, de acuerdo con las declaraciones de las amigas, le dio confianza, por lo que le pidieron su número para que pasara por ellas. También señalaron que tomaron alcohol durante las fiestas, pues llevaban una botella de Skyblue para compartir.

Alrededor de las 4:00 de la mañana y estando en la tercera quinta, Sarahí señaló que su amiga Ivonne le había dicho que se quería llevar a Debanhi, por lo que ella se asustó y salió hacia donde estaba la joven y que, al no dejar que se la llevaran, recalcando que se encontraba en estado de ebriedad para después encerrarse en el baño.

“Ella estaba muy mal ya, no sabíamos qué hacer, estábamos desesperadas porque nunca se había puesto así, nunca la habíamos visto de esa manera”, aseguró Sarahí. 

Es por eso que recurrieron en llamar al taxista Juan David Cuéllar, pues de acuerdo con la versión de dichas amigas, Debanhi les dijo que la dejaran en paz, que la dejaran sola, por lo que en cuanto llegó el taxi, corrió, se subió y azotó la puerta.

“Como ya estaba descontrolada, creímos conveniente que ella se fuera, porque si no quería que estuviéramos ayudándola… Nos manoteó muchas veces, nos quitaba. Tal vez es lo mejor que si se quiso ir y se subió, que se vaya”, explicó Sarahí

Minutos más tarde y luego de que se percataron de los mensajes de voz emitidos por el taxista, las amigas afirmaron que trataron de comunicarse con el padre de Debanhi, pero éste nunca contestó hasta las 8 de la mañana, ya que se percataron que la joven no estaba. 

Finalmente, las jóvenes dijeron que su reunión con los padres de Debanhi se dio hasta 10 días después de la desaparición de la joven, en las instalaciones de la Fiscalía General de Justicia del Estado.

La entevista la puedes ver en:

 

 


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado