Cuernavaca, MORELOS.- La crisis de agua potable en Cuernavaca afecta de manera grave la actividad gastronómica y hotelera, al grado que si la autoridad municipal no resuelve de manera definitiva el desabasto, los empresarios se sumarán también a la protesta social.
Así lo advirtió ayer la presidenta de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (Canirac), Griselda Hurtado Calderón, al señalar que ante la nueva crisis que registra el abastecimiento del vital líquido en el año, los negocios han tenido un sobre costo por pago de agua.
Este año, dijo, los empresarios del ramo asentados en la capital, han pagado su cuota por el servicio del vital líquido al Sistema de Agua Potable y Alcantarillado (SAPAC) y han tenido que erogar otra cantidad por el pago de pipas para evitar que los negocios colapsen.
Hurtado Calderón dijo que a través de la Cámara, los restauranteros solicitaron una reunión con el director del SAPAC, pero no han tenido ninguna respuesta, por lo que de continuar la situación con paliativos, en lugar de soluciones que atiendan el problema de raíz, se verán obligados a sumarse a las protestas de los consumidores.
“La situación está muy complicada, se supone que no hay dinero para pagar a la CFE, pero los empresarios y la población pagamos nuestras cuotas y no tenemos agua”, dijo.
Señaló que insistirán en que el tema sea resuelto antes de que se avecine la temporada de fin de año, porque de registrarse otro desabasto, el impacto para la industria gastronómica sería muy desastroso.

Piden reunión con autoridades
Representantes de restauranteros y hoteleros quieren que el director del SAPAC los reciba.

Ultimátum
De no tener respuesta, se sumarán a las protestas que realizan los ciudadanos.

2 veces deben pagar por agua, al SAPAC y al comprar pipas

Por: ANTONIETA SÁNCHEZ
[email protected]